Sportivo Barracas 1 – 1 CADU

Sportivo en CADUFoto de Archivo

Sportivo Barracas igualó en un tanto en el Estadio Municipal ante Defensores Unidos (Zárate). Abrió el marcador Tallarico a los 35´ de penal, y a los 45´ sorprendió Lema con la igualdad inmerecida en ese momento. El partido fue vibrante, con muchas situaciones de gol para ambos.

Panaro repitió la formación del encuentro anterior, con la única excepción de Gustavo “Tuta” Ruiz (lesionado), que fue reemplazado por Jorge Bazar.

Mientras que por el lado de la visita, no pudo contar con Menón (arquero) y Velázquez (delantero), aunque sus reemplazantes cumplieron una buena labor, sobre todo el arquero Giamperetti, quien evitó en numerosas oportunidades que le convirtieran.

El primer tiempo tuvo a CADU como protagonista en los primeros 10 minutos, ayudado por Barracas que no encontraba la pelota en el medio campo y los marcadores de punta estaban muy alejados de los puntas visitantes. Pero luego el equipo se fue organizando, y los dirigidos por Panaro se hicieron dueños del trámite del partido.

Cuando CADU perdió el balón, “Pinino” Carrizo se hizo muy importante en las acciones de la ofensiva local, buscando opciones por todo el frente del ataque, y asociándose con Tallarico, un delantero con muchísimas condiciones y que exige a la defensa rival prestar permanente atención sobre sus movimientos.

Tal es así que ambos delanteros del rojo, convirtieron al arquero Giamperetti en la figura de la visita, al evitar repetidamente que le convirtieran.

A los 35´, cuando Renzo Perez ingresaba al área rival, Vallejos lo derriba (lo toca claramente abajo) y Dóvalo cobra el penal. Lo ejecuta Tallarico en dos oportunidades, ya que el árbitro lo hace repetir por haberse adelantado “Pinino” Carrizo. En las dos oportunidades convirtió, al palo derecho del arquero, y este fue a la otra punta. Se ponía total justicia en el marcador.

Enseguida debe salir lesionado el marcador de punta derecho de la visita, Andres Siena. Y esta situación, lejos de perjudicar a los de Záarate (según nuestro punto de vista), lo benefició. El DT Osvaldo Diez, en vez de reemplazarlo por otro marcador, hizo ingresar a Asencio, un volante, y así paró en la cancha un 3-4-1-2, que le dio mayor posesión de pelota y le permitió volver a jugar en el campo contrario.
Fue así que a los 45´, cuando ya se iban a los vestuarios con el rojo en ventaja, Lema puso la igualdad para los de Zárate. Vino un centro desde la izquierda del ataque, pasado al segundo palo, y cabecea un delantero por encima de Rago (que alcanza a rozar la pelota), pero Lema que venía por el centro la empuja al fondo del arco. Era el 1-1 absolutamente inmerecido a esa altura del partido.

En el segundo tiempo, las cosas cambiaron. Defensores fue protagonista en los primeros 30´. Barracas no podía encontrar la pelota en el medio de la cancha, y solo intentó algunas contras a través de Pinino y Tallarico. CADU llegaba permanentemente por ambas puntas, con los defensores de Barracas parados por el centro (marcando en zona), lo que hacía mucho más lenta la recuperación del balón y más aún intentar comenzar alguna jugada. Rago y el travesaño, salvaron en varias oportunidades
Panaro hizo ingresar a Diaz por Barea (27´) y a Maximiliano Fernandez por Martín Vives (38´).

Fue así como en la última parte del partido (en los últimos 15´), Barracas recuperó el protagonismo, y metió en un arco a la visita. Fue así como herraron goles increíbles, algunos por el arquero Giamperetti que volvió a destacarse, otros por el travesaño que privó a Tallarico de otro gol, y una por la falla a la hora de convertir del ingresado Diaz, que con el arquero vencido y el arco casi a su disposición, sacó un disparo que pasó rozando el travesaño.

Dóvalo (de arbitraje regular), sorpresivamente finalizó el partido con poco más de un minuto de adicional, cuando Barracas tenía a CADU metido debajo de su arco. Debió haber adicionado como mínimo 5 minutos, ya que el partido estuvo parado casi ese tiempo atendiendo a Rago por un golpe sufrido en la cara, y también porque el arquero visitante Giamperetti hizo tiempo todo el partido, demorando llamativamente cada salida de su arco. Estos errores de los árbitros, perfectamente evitables, son los que muchas veces siembran dudas sobre sus actuaciones. Muchos nos fuimos preguntándonos cual era el apuro de Dóvalo por finalizar un encuentro cuando todavía debía continuar.

Así culminó un partido que tuvo muchas situaciones de gol, tal vez las más claras para Barracas, dándole un punto a cada uno para seguir sumando.

Fuente: BolivarHoy

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1. Guarda el enlace permanente.