MOMENTOS DE DEFINICIONES

Enrique Sacco está definiendo qué será del futuro del proyecto. Es muy posible que su rol sea menos protagónico en la próxima etapa del club.

El «Rojo» está en rojo

Las aguas no están calmas en la realidad de Barracas Bolívar; la confusión y la falta de definiciones están generando un clima raro, tenso, de incertidumbre que no se vivió nunca desde que el equipo se radicó en nuestra ciudad. Las confirmaciones y las decisiones respecto del futuro inmediato del equipo están haciéndose esperar. Anoche, la cúpula del grupo inversor se reuniría para definir qué es lo que se hará. La idea es que el proyecto siga; a pesar de eso es posible que su cabeza, Enrique Sacco, no esté al frente de esta reestructuración. Lo concreto, lo que puede advertirse hoy en día, es que aún nada está confirmado y todos son trascendidos, pero es posible que el periodista dé un paso al costado. Esta decisión marcaría un cambio rotundo en lo que significa la esencia de Barracas Bolívar, ya que se alejaría de la primera plana el ideólogo del “Rojo”.
Es posible que el plantel vuelva a los entrenamientos mañana, esa es la idea, ya que fuentes aseguran que el proyecto seguirá y que más allá de las decisiones que se tomen, el equipo continuará en nuestra ciudad. Eso da por tierra comentarios que enfatizaban el fin del camino de Barracas en Bolívar. Solamente falta asegurar quiénes serán los que tomen las riendas del proyecto. La situación contractual del grupo inversor con el club capitalino se extiende hasta el año 2014, algo que sin dudas es un punto muy importante, ya que un incumplimiento de contrato sería una situación difícil de solucionar.
El plantel, por su parte, aún no terminó de definirse y es una incógnita para los futbolistas saber qué será de sus destinos. Los entrenamientos tenían que comenzar, pero aún no empezaron. Este es un dato para nada menor, ya que el lunes pasado se pospusieron las prácticas y esta semana también, lo que estaría reflejando un problema que va más allá de lo estrictamente futbolístico y tiene que ver con la organización general del proyecto. Este retraso es muy contraproducente para el equipo, ya que todos los planteles del ascenso comenzaron con los entrenamientos y teniendo en cuenta la situación que tendrá que afrontar el equipo esta temporada es aún más extraño (deberá sumar más de 50 puntos para evitar complicaciones con el descenso). El hecho de no darle comienzo al trabajo está generando una ventaja a favor de los otros cuadros, que sin dudas se sentirá de no cambiar esta situación. Algunos jugadores del plantel están a la expectativa y previniéndose para lo que vendrá, por eso mismo se están entrenando por su cuenta tratando de encontrar la forma física en vistas a la pretemporada. Más allá de lo que se resuelva, Barracas Bolívar vive momentos muy delicados, que exigirán medidas drásticas y definitivas; restará saber si se confirmará o no el alejamiento de Sacco de la conducción y las nuevas estrategias a seguir.
El “Rojo” no agoniza, pero está muy delicado.

Rago, cerca de Huracán
Tras la prueba que Francisco Rago realizó en Huracán, está prácticamente confirmada su incorporación al club de Parque Patricios. El lunes viajará a Buenos Aires, donde se le informará sobre cuándo se sumará a la pretemporada.

Pablo Pequi

Diario La Mañana de Bolívar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1. Guarda el enlace permanente.