Sobrero: de jugador a árbitro en menos de seis meses

gaston-sobrero

Gastón Sobrero tuvo una fructífera trayectoria en Barracas, club para el que jugué varios años, convirtiendo gran cantidad de goles. También tuvo un paso por San Lorenzo, a préstamo, lo que coincidió con el título que en 2004 logro el equipo que dirigía De Nicola. Pero cuando debía regresar a Barracas, sorpresivamente se alejo de la actividad durante algunos anos. A comienzos de esta temporada hizo un intento para volver, en Banfield, pero apenas jugo un par de partidos y dijo basta. Ahora, de manera no menos sorpresiva, apareció como arbitro de las categorías promocionales. Para conocer más a fondo una campaña con tantos vaivenes, fuimos a buscarlo. Y nos dijo todo esto:

«Durante algún tiempo dirigí en FEFI y conocí gente que ahora me ofreció vincularme al FUTSAL. Esta vez como árbitro, acepte. Era una forma de volver a este deporte desde otro lado. Dirigir a los chicos de las promocionales es algo muy lindo. Lo estoy haciendo desde hace poco y quiero seguir porque me gusto mucho.

« Me fui de Barracas en el 2006. Cuando vino el Chino Díaz. El equipo había clasificado para la Libertadores, pero tuvimos la mala suerte de que Guillermo Campos se fuera. Lo reemplazo el “Chino”. Le dije que estaba esperando al viaje a Brasil para retirarme, pero me contesto que iba a estar a prueba porque no me conocía. Estuve once años en el club y ya estoy grande para que me anden tomando pruebas, pensé. No discutí, no valía la pena, pero eso me ayudo a tomar la decisión de largar todo. Me dolió mucho, yo mas que jugador, soy hincha de Sportivo Barracas y en ese grupo éramos todos amigos >>.

« A San Lorenzo me llevó De Nicola en el 2004, el se porto bárbaro conmigo. Es un club grande donde me trataron como a uno más. De los cuatro campeonatos que jugué, en tres salimos subcampeones y en uno campeón>>.

Este año el Bocha Ramírez, un gran amigo, me propuso fichar para Banfield y así poder retirarnos juntos. Hice la pretemporada y le metí para adelante. Pero el cuerpo ya no era el mismo. Cada amistoso que jugaba me lastimaba. Entonces tome la determinación de dejar, y esta vez creo que es definitivo. Ahora desde afuera, estoy contento por Banfield. Son muy buenos pibes que quieren la camiseta y juegan con el alma. Ojala asciendan, se lo merecen. Todavía sigo fichado para el Taladro, aunque la verdad que ni se me cruzo por la cabeza empezar a entrenar de nuevo. Si volviera, lo haría únicamente para jugar en Barracas uno o dos partidos y poder retirarme bien. De hecho, Leo Barrios ya me hablo para que vaya. Lo veo complicado, pero vamos a ver, en futbol, nunca se sabe…

Fuente: La Voz del Fútsal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1. Guarda el enlace permanente.