Aún persiste el convenio pero sin diálogo de partes

La relación de Universitario con Sportivo Barracas está rota.

Solamente existe un intercambio de cartas documento.

Edgardo Comar / Ovación

A la luz de lo que hoy se puede observar, el convenio firmado por el Club Universitario Paraná con Sportivo Barracas, lejos está de darle a la entidad entrerriana las soluciones que su crítica situación demanda. Por el contrario, bien se puede afirmar que el acuerdo solamente agregó dolores de cabeza. Más allá de que lo escrito perdura no hay diálogo de partes, la relación está rota y solamente se limita al intercambio de cartas documentos. En el presente informe, Ovación le da a conocer las peticiones de la U y además la respuesta pública de Rodolfo Paverini, el titular de la institución bonaerense.

La demanda

En la primera carta documento enviada desde Universitario a Sportivo Barra cas consta de cinco puntos y a través de los mismos se reclama:

1°) El incumplimiento del pago de 18.640 pesos en concepto de gastos y honorarios por una causa judicial.
2°) La falta de terminación de la obra de remodelación de vestuarios de zona de piletas por lo que Universitario ha quedado sin baños de caballeros y sin vestuario visitante, lo que es un impedimento para la práctica de fútbol en el predio.
3°) La falta de terminación de obras, impide la llegada de agua corriente a los baños por lo que Universitario no podrá ser subsede del próximo Torneo Entrerriano de Bochas como estaba previsto.
4°) Han incumplido con la obligación de enviar un representante a las reuniones de comisión directiva.
5°) También han incumplido con la obligación de asumir y ejecutar la administración de la actividad social, deportiva y cultural del club, quien ha decidido desde el mes de marzo, para evitar daños mayores, retomar el cobro de la cuota social con el afán de cancelar vencimientos impostergables que posibilitan la continuidad de la actividad…
Ante esta situación Universitario exige: A) “El pago inmediato de las obligaciones dinerarias asumidas y que se encuentran vencidas”. B) “La terminación de las obras”, en un plazo inmediato. C) En el mismo plazo deberán regularizar el cumplimientos de obligaciones enumeradas.
Por último la carta documento habla de que la “intimación se efectúa bajo apercibimiento de declarar la resolución del contrato y exigir el pago de indemnización de daños y perjuicios”.
Respuestas y denuncias

Más allá de enviar como respuesta su carta documento a las autoridades del club Universitario, Rodolfo Paverini –titular de Sportivo Barracas– aceptó el diálogo con Ovación, para dar a conocer su versión sobre como se sucedieron los hechos.
Con respecto a la ausencia de miembros de Sportivo Barracas desde el 30 de enero, dijo: “Decidimos retirarnos por problemas con la comisión directiva, más precisamente con el presidente y la tesorera. Nos hacían campaña en contra, pretendían voltear todo lo que queríamos construir; nos entorpecían la administración. Queríamos establecer la cantidad de socios activos –con derecho a voto– y adherentes para establecer un saneamiento económico institucional, pero fue imposible. Nunca nos poníamos de acuerdo”.

Con respecto a las cartas documentos enviadas desde Universitario, el presidente de Barracas, sostuvo: “Nos demandan obras que no figuran en el convenio; hicimos obras importantes para el club que no estaba habilitado para funcionar como tal. Sin consulta alguna se hicieron fiestas en el salón que no reúne las condiciones de seguridad indispensables. ¿Si sucedía un accidente, una muerte? Podíamos sufrir un juicio por homicidio culposo. ”
También Paverini, enumeró algunas situaciones de las que no estaban al tanto cuando se firmó el convenio: “Había deudas sin una forma de pago convenida. Nos encontramos con una deuda de la AFIP de 23.000 pesos que no habían declarado antes de la firma.

Aboné 3.300 pesos en la LPF. Asumimos los gastos que demandó el Torneo del Interior”, manifestó. Las acusaciones, fueron más allá: “El pasivo no era el que figuraba en el contrato. Durante un mes manejaron el club sin estar autorizados”.
Exigimos la rendición de cuotas del mes de marzo que la hicieron con recibos comunes y no con los que se habían imprimido con el nombre de las dos entidades”, agregó.
A pesar de la tirantez de la relación, Paverini aseguró: “No tenemos problema en continuar con el convenio, pero no pueden existir dos administraciones. Le dimos la oportunidad de que se manejen dentro de los carriles normales e institucionales. No queremos que se vayan; que se alejen como administración. De no ser así iniciaremos un juicio penal y civil”.

“Cuestión política”
Hoy Internet permite acceder a los cuestionamientos a la conducción de Rodolfo Paverini en Sportivo Barracas: “Se deben a la identificación política que tenemos con el proyecto del gobierno nacional”, aseveró.
Segunda carta
Ovación puede asegurar la existencia de una segunda carta documento de parte de Universitario en la que no sólo se reafirman todas sus peticiones, sino que además repudia las respuestas de Paverini a la primera.

Fuente: http://www.unoentrerios.com.ar/deportes/Aun-persiste-el-convenio-pero-sin-dialogo-de-partes–20110519-0009.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1. Guarda el enlace permanente.