Sportivo es del barrio, no de unos pocos…

Sportivo Barracas corre riesgos, las deudas lo tienen entre la espada y la pared, a tal punto que  ya habría una seña por un boleto de compra-venta de la sede del club. Los números negativos que se padecen son increíbles, se habla de una suma aproximada a 450.000 dólares.

El monto fue, aparentemente, creado por juicios laborales de ex trabajadores del club, así como también por deudas impositivas (se rumorea que U$S 350.000) sostenidas con el Gobierno de la Ciudad.
Debido a varios comentarios de socios, se puede decir que los trabajos del presidente, el señor Rodolfo Paverini, y su asesor legal, el Dr. Jorge Marasco son algo confusos. Corren rumores sobre pagos a empleados con cheques sin fondo y de la firma de un convenio para gerenciar un club entrerriano: Universitario de Paraná. Esta institución también sufre un deficit que rondaría los $70.000 y supuestamente nuestros amigos, dueños del Sportivo, SE HARÍAN CARGO DEL FINANCIAMIENTO.
Ahora, como vecino y periodista, me permito hacer una pregunta: ¿Cómo es posible que una institución que teóricamente tiene una gran deuda pueda firmar un trato para hacerse cargo de la infraestructura social y futbolística otro club?
La respuesta la encontré rápidamente, ya que se habla de movidas un tanto extrañas que modificaron los libros y balances de años anteriores en los que también habrían números en rojo.
(Si te interesa informarte más sobre la lúgubre revuelta de los empresarios entra acá http://www.rivadaviaparana.com.ar/2010/la-u-cederia-sus-derechos)
Como si fuera poco, el convenio firmado también trajo problemas para nuestro querido Sportivo ya que debe hacerse cargo de muchos aspectos y lógicamente, es imposible. Según la página del hincha (https://spbarracas.wordpress.com/) la demanda del club entrerriano constaría de 5 puntos  que figuran en la primera carta documento enviada desde Universitario a Sportivo Barracas:
1°) El incumplimiento del pago de 18.640 pesos en concepto de gastos y honorarios por una causa judicial.
2°) La falta de terminación de la obra de remodelación de vestuarios de zona de piletas por lo que Universitario ha quedado sin baños de caballeros y sin vestuario visitante, lo que es un impedimento para la práctica de fútbol en el predio.
3°) La falta de terminación de obras, impide la llegada de agua corriente a los baños por lo que Universitario no podrá ser subsede del próximo Torneo Entrerriano de Bochas como estaba previsto.
4°) Han incumplido con la obligación de enviar un representante a las reuniones de comisión directiva.
5°) También han incumplido con la obligación de asumir y ejecutar la administración de la actividad social, deportiva y cultural del club, quien ha decidido desde el mes de marzo, para evitar daños mayores, retomar el cobro de la cuota social con el afán de cancelar vencimientos impostergables que posibilitan la continuidad de la actividad…
Ante esta situación Universitario exige: A) “El pago inmediato de las obligaciones dinerarias asumidas y que se encuentran vencidas”. B) “La terminación de las obras”, en un plazo inmediato. C) En el mismo plazo deberán regularizar el cumplimiento de obligaciones enumeradas.
Por último la carta documento habla de que la “intimación se efectúa bajo apercibimiento de declarar la resolución del contrato y exigir el pago de indemnización de daños y perjuicios”.

No hace faltar ser un genio para darse cuenta que hay tramoyas en las cuales la honestidad no prevalece. ¿Tan difícil es decir la verdad y actuar con dignidad? ¿Será mucho pedir?  Los vecinos de Barracas reclamamos eso: honestidad.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1. Guarda el enlace permanente.